tramites@eersa.com.ec Call Center (03) 2 994000

Boletines

(Chimborazo-Riobamba) USD 119 574 invirtió la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. (EERSA), para la ejecución del proyecto eléctrico en la comunidad San Pablo de Gramapamba, del cantón Guamote, beneficiando a 800 moradores de la zona rural. El gerente de EERSA, Marco Salao, autoridades provinciales y locales, inauguraron la obra.

Para el mejoramiento de redes eléctricas y alumbrado público construido en la comunidad San Pablo de Gramapamba, ubicada en el cantón Guamote, provincia de Chimborazo, se instalaron 131 postes, 120 luminarias, 42 acometidas y medidores, diez transformadores, líneas de medio y bajo voltaje, entre otros insumos eléctricos.

Marco Salao, gerente de la EERSA, explicó que, además de la modernización de la infraestructura eléctrica, se instalaron medidores de 220 voltios para que los moradores del sector puedan iniciar con los emprendimientos agrícolas, ganaderos, industriales o artesanales. “En diciembre de 2019 visitamos la comunidad y miramos la necesidad de electrificar. Ahora ya vemos una nueva red eléctrica, los caminos ya están iluminados y en las noches la situación ya es diferente, en comparación con años anteriores”, dijo.

En representación de la comunidad, José Arellano, presidente del Comité de Electrificación de San Pablo de Gramapamba, mencionó que el alumbrado público beneficia también a caseríos cercanos, debido a que es una carretera principal que cruza por el sector. “Por este camino andan moradores de casi diez comunidades, pasan la noche y el día. Ahora con las lámparas tenemos más claridad, más tranquilidad y en la noche ya no tenemos accidentes. Somos casi 800 beneficiarios de la comunidad”, afirmó.

Por su parte, Hilario Naula, representante del Gobierno Provincial de Chimborazo, en calidad de accionista de la institución eléctrica, destacó el trabajo del sector eléctrico en el territorio de Chimborazo, especialmente en las zonas campesinas, para dignificar la vida de la población y fortalecer la productividad y seguridad ciudadana. “Esta obra de la Empresa Eléctrica tenemos que valorarla. Alguien aquí ha de tener una máquina, ya pueden utilizarla porque ahora los medidores ya son de 220 voltios, los postes son de hormigón, y eso es una gran ventaja”, mencionó.

Las obras construidas por EERSA, con el impulso del Gobierno Nacional y el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, garantizan la calidad del servicio público de energía eléctrica para los más de 180 mil clientes en la provincia de Chimborazo.