tramites@eersa.com.ec Call Center (03) 2 994000

Boletines

Para el cuidado de los recursos naturales, la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. (EERSA) mantiene viveros forestales en las zonas de influencia de las centrales hidroeléctricas Alao, Rio Blanco y Nízag, en donde se generaron 50 mil plantas en el 2021, que fueron sembradas con el apoyo comunitario.

La institución eléctrica cuenta con diez viveros forestales destinados a la generación de especies nativas, ornamentales, frutomaderables, medicinales, y hortalizas, con el objetivo de conservar las microcuencas de los ríos Alao y Mahuazo, en la parroquia Pungalá, el río Blanco, en la parroquia Químiag, estos tres en Riobamba, y el río Nízag, en el cantón Alausí.

El trabajo se realiza con los habitantes de las comunidades cercanas a las centrales de generación hidroeléctrica de la EERSA, para actividades de forestación y reforestación, permitiendo la siembra de 50 mil especies durante el 2021. Las plantas, además de conservar el agua, favorecen también a la conservación del suelo, obtención de alimentos y ornato de terrenos o caminos comunitarios.

Byron Cayán, técnico forestal de la entidad, explicó que ya son varios años que se producen especies forestales, con el uso de estacas, semillas y elementos libres de químicos. “Una vez listas, plantamos en los linderos, hacemos cortinas rompevientos, protegemos las vertientes, la gente de las comunidades en las que trabajamos tiene ganado y utilizan las plantas para hacer una cerca viva”, dijo.

A inicios de diciembre del presente año se implementó el vivero en la comunidad San Pedro de Iguazo, de la parroquia Químiag. Leonardo Guzñay, habitante del sector resaltó la importancia del asesoramiento técnico. “Estas plantas nativas estamos con el ánimo de sembrar como linderos. La Empresa Eléctrica Riobamba S.A. nos ha dado alumbrado público, electrificación, y ahora nos ayuda con estas plantas para cuidar el ambiente, para nosotros es una felicidad”, manifestó.

Entre las especies generadas en estos viveros están: Sauce, aliso, yagual, higuerón, sacha capulí, cedro, nogal, arrayán, álamo, tilo, supirrosa, como nativas. Entre las frutomaderables se cultiva el aguacate, nogal y la chirimoya. Entre las ornamentales: Acordeones, cactus, clavelines y romero. Como medicinales: Cedrón y orégano; y hortalizas, como la col, acelga, cebolla, coliflor, entre otras.

Esta actividad se vincula con el Decreto Ejecutivo 238 del Gobierno Nacional, que en su artículo 3 menciona: “El sector eléctrico será eficiente, competitivo, sostenible, ambientalmente responsable”, impulsando al Ecuador hacia un desarrollo que resguarda el planeta.