tramites@eersa.com.ec Call Center (03) 2 994000

Boletines

(Chimborazo-Riobamba) El sábado 27 de febrero, el equipo técnico de la Empresa Eléctrica Riobamba S.A (EERSA) trabajó en la desconexión del sistema eléctrico afectado por el deslave en el cantón Chunchi, para energizar la nueva variante que garantiza el servicio a la ciudadanía. 50 funcionarios de la institución se desplegaron hacia la zona, para realizar las maniobras.

El deslave ocurrido el 12 de febrero en el cantón Chunchi, provincia de Chimborazo, afectó la infraestructura eléctrica de la EERSA, que conecta la línea de subtransmisión con la Subestación Chunchi. Una torre situada a 10 metros, aproximadamente, del suelo removido estuvo a punto de colapsar. Por tal motivo, desde la fecha del evento natural, se realizó el diseño y construcción de una variante, para reubicar el trazado del sistema eléctrico.

Luis Borja, jefe de Construcciones Eléctricas de la EERSA, explicó que la variante construida tiene una distancia de un kilómetro, conformada por dos pórticos con postes de fibra de vidrio, con un vano aproximado de 400 metros cada uno, y nuevas redes eléctricas. El funcionario mencionó que desde que ocurrió el evento adverso, “se desplegó el personal con grúas y carros canasta, para finalmente conectar la nueva variante y dejar libre a la torre que está con riesgo. Esta variante nos da la tranquilidad que está en una zona más estable”.

Los trabajos para energizar el nuevo trazado de la línea de subtransmisión, se realizaron desde las 07:00 hasta las 18:00 del sábado 27 de febrero, con la intervención de 50 personas de la institución eléctrica. “Pese a las condiciones climáticas que se presentaron hemos realizado un trabajo importante, que garantiza el suministro de energía, independientemente de la afectación de la torre que identificamos al inicio”, aseveró el gerente de EERSA, Marco Salao.

Hacia el sitio acudió el subsecretario de Distribución y Comercialización del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Galo Segarra, quien expresó el compromiso del sector eléctrico con los ecuatorianos, y más aún en situaciones de riesgo. “Es muy necesario estar junto a las familias, para asegurar la continuidad de servicio básico. Hoy estamos verificando la modificación del alimentador de subtransmisión de 69 kilovoltios para que la ciudadanía del cantón Chunchi se sienta tranquila con el servicio eléctrico”, afirmó.

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables y la Empresa Eléctrica Riobamba S.A., ante situaciones de riesgo, demuestra el apoyo y la responsabilidad de ofrecer a la población de Chimborazo, un servicio de energía eléctrica continuo y de calidad.