e-mail@eersa.com.ec (03) 2 962940

Boletines

(Chimborazo-Riobamba) 25 horas consecutivas de trabajo del personal de la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. fueron necesarias para sustituir la torre de 69 mil voltios que fue afectada el pasado 31 de julio por las condiciones climáticas en el cantón Alausí. El daño que sufrió la infraestructura provocó la suspensión del servicio eléctrico en algunos sectores del Alausí y la totalidad del fluido en el cantón Chunchi.

A las 12:30 del miércoles 31 de julio, se registró en el Centro de Control de la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. (EERSA) inconvenientes en las líneas de subtransmisión de 69 mil voltios que abastecen de electricidad a la parroquia Huigra del cantón Alausí y al cantón Chunchi. La causa de la suspensión del servicio fue la afectación de una torre metálica de 18 metros de alto ubicada en el sector Yocón, a 800 metros de la subestación Alausí, y que conecta con la subestación Chunchi. Producto de las condiciones climáticas cedió la estructura, doblándose en la parte superior.

“Un detonante para que esto suceda fue el temblor que la provincia sintió horas antes (04:41 de la madrugada del 31 de julio). Hubo un deslizamiento de tierra en la base y más los vientos que están muy fuertes en el sector provocó que la torre se vire”, explicó el gerente de la EERSA, Marco Salao Bravo, quien se movilizó hacia el sector para verificar las causas de las fallas. La autoridad de la institución además explicó que fue necesario movilizar al equipo técnico de Alausí, Chunchi y Riobamba para ejecutar los trabajos que permitieron restablecer el servicio.

A consecuencia de la caída de las redes, se desconectó también el alimentador Puerto López, que brinda servicio a la parroquia Sibambe, en Alausí. Una vez determinadas las causas, desde las 14:00 del mismo miércoles, el personal de la EERSA inició las actividades para sustituir la torre afectada. Para llegar a la estructura se tuvo que aperturar un camino que permita la llegada del equipo pesado, debido a que está localizada en una ladera, y se ubicaron tensores en la infraestructura cercana para evitar mayores afectaciones.

Se conformó un equipo técnico de 30 personas que prestan sus servicios en las direcciones de Operación y Mantenimiento, Ingeniería y Construcciones, y Comercialización, quienes trabajaron aproximadamente 25 horas ininterrumpidas para solventar los daños. Sustituyeron la torre metálica por un pórtico conformado por cinco postes de fibra de vidrio de 18 metros, que soportan dos mil kilogramos fuerza, se colocaron además crucetas de seis metros para cumplir con las distancias de seguridad entre las fases. El alimentador que se dirige a Sibambe se reconectó a las 12:27 del jueves 1 de agosto, mientras que Huigra y Chunchi contaron con servicio desde las 13:39 del mencionado día. Todas las actividades culminaron a las 15:00.

“Estamos laborando más de 24 horas para dar el servicio que la ciudadanía necesita, no hemos descansado y seguimos trabajando. En la noche no paramos, tenemos iluminación artificial y con eso pudimos seguir laborando. Mucho frío, mucho viento, pero no importa, tenemos que seguir laborando para dar energía a la ciudadanía”, mencionó Geovanny Marcatoma, funcionario de la EERSA de la Agencia Alausí, mientras se desarrollaban las actividades en Yocón.