e-mail@eersa.com.ec (03) 2 962940

Boletines

(Chimborazo-Riobamba) Desde el 27 de noviembre del presente año la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. ejecuta el proyecto de extensión de redes eléctricas y montaje de transformadores en la comunidad Chipo, perteneciente al cantón Guamote. 42 mil dólares es el monto invertido en la localidad rural para beneficiar a sus 120 habitantes.

Chipo es un poblado que se ubica en las orillas de la carretera principal que conecta al cantón Guamote y Alausí. Sus habitantes se dedican a la agricultura y ganadería en sus predios para sostener los hogares. Aproximadamente 120 personas habitan en el sector. Según sus moradores, la falta de electricidad impedía las actividades académicas de sus hijos en casa y, además, resultaba inseguro por los robos a sus animales y viviendas.

Fernando Caizaguano, presidente del Comité del Sistema Eléctrico de Chipo, relató que los habitantes, al percibir la necesidad de contar con servicio eléctrico, se unieron para presentar su requerimiento a la EERSA. Ahora que la obra está en plena ejecución, mencionó que esto impulsará el progreso de toda la comunidad. “Vamos a fomentar el desarrollo económico porque emprenderemos pequeños criaderos de pollos, proyectos porcinos; ese es nuestro sueño. El servicio eléctrico no será solo para los domicilios, vamos a formar pequeñas empresa para el sustento familiar”, señaló.

En este sector rural se instalaron 47 postes de hormigón y cuatro postes de PVC, tres transformadores de 10 KVA y más de cuatro kilómetros de redes de media y baja tensión. El presupuesto asignado para hacer realidad la aspiración de sus moradores, quienes aportan con su mano de obra durante la edificación, es de 42.742 dólares. Las actividades son realizadas por el personal de la Dirección de Ingeniería y Construcciones de la EERSA desde el 27 de noviembre, y el avance del proyecto es del 70%.

El Gobierno Nacional impulsa el progreso de los sectores rural a través de obras que permiten la satisfacción de sus necesidades básicas. El servicio público de energía eléctrica asegura una vida digna, desarrollo y seguridad.