e-mail@eersa.com.ec (03) 2 962940

Boletines

(Chimborazo-Riobamba) Más de 400 habitantes de la Asociación de Migrantes Bellavista del Sur se benefician con el proyecto “Extensión de redes de medio y bajo voltaje” que ejecuta la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. (EERSA). La inversión para abastecer de energía eléctrica y alumbrado público a este sector rural de Riobamba supera los 22 mil dólares. Las actividades culminaron el 13 de septiembre.

En julio del presente año, el gerente de la Empresa Eléctrica Riobamba S.A., Marco Salao, acudió hacia la Asociación de Migrantes Bellavista del Sur, ubicada en el barrio Corona Real de la parroquia Licán, al norte de Riobamba, en sus recorridos semanales que tienen por objetivo mantener contacto directo con la comunidad. En un espacio de diálogo, sus moradores manifestaron la necesidad de un proyecto que les permita contar con energía eléctrica en cada vivienda y alumbrado público.

Explicaron también los habitantes, ante la autoridad de la institución eléctrica, que las familias del sector comparten un medidor localizado en la Casa Comunal, el mismo que abastece de electricidad a las viviendas a través de extensiones. Esta situación disminuye la calidad de energía y, además, el consumo y costo para su manutención es elevado. Las planillas rodean los 180 a 200 dólares, aseguraron.

Para atender este requerimiento, la construcción del proyecto de extensión de redes de medio y bajo voltaje inició el 3 de septiembre por el personal de la EERSA. Jorge Anchundia, funcionario de la Dirección de Ingeniería y Construcciones de la institución y coordinador de los trabajos, mencionó que se colocaron 22 postes de hormigón, 20 luminarias de 100 vatios, un transformador de 10 KVA, 385 metros de red de media tensión y 550 metros de cable asilado trenzado de baja tensión. “Existía un medidor para la comunidad y un transformador que también fue reubicado. Los trabajos terminaron el 13 de septiembre”, dijo.

La obra beneficia a más de 400 personas que habitan en el lugar. Ángel Manya, representante de los moradores, explicó que colaboraron con los trabajos mediante mingas para cumplir con su aspiración, que es contar con un medidor en sus hogares, además, “el alumbrado público dará bastante seguridad al barrio, porque hemos sido víctimas de malhechores. Ahora que contamos con energía podemos contar con una sirena y también beneficia a las familias que tienen máquinas de coser para iniciar sus emprendimientos”, resaltó el ciudadano.

La inversión realizada fue de 22 315 dólares, de los cuales el 76,18% (17 000 dólares) aporta la EERSA mediante el programa de Expansión de Distribución; y el 23,82% (5 315 dólares) restante es un aporte de los beneficiarios. El Gobierno Nacional impulsa el desarrollo, la seguridad y la eficiencia energética en los hogares ecuatorianos a través de sus distintos organismos en territorio.