e-mail@eersa.com.ec (03) 2 962940

Boletines

Para garantizar la calidad del servicio eléctrico en el área de concesión de la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. se realizan procesos de fiscalización para verificar el cumplimiento de los parámetros técnicos en la construcción de nuevos proyectos.
El trabajo de fiscalización que se desarrolla en la Empresa Eléctrica Riobamba S.A. (EERSA), consiste en revisar continuamente que los materiales y las construcciones de las redes eléctricas cumplan con las especificaciones técnicas establecidas por el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER), que las obras en el campo energético sean construidas con las normas actuales vigentes y que se brinde las condiciones para la calidad y confiabilidad del nuevo servicio que brinda la institución a sus usuarios.
Los funcionarios de la institución efectúan labores de fiscalización en obras construidas por administración directa con personal de la empresa, obras que son financiadas por el Gobierno Nacional, mediante contratación, y los proyectos eléctricos que ejecutan los usuarios mediante empresas o profesionales en libre ejercicio. “Nosotros velamos para que el contratista cumpla con lo que le ofreció al cliente, y el cliente quede satisfecho con su nuevo servicio”, explicó Fernando Chávez, jefe de Fiscalización de la EERSA.
Como parte de estas actividades se realizó la fiscalización en la repotenciación de redes de distribución en el barrio San José de Macají, ubicado en la parroquia Licán, proyecto que fue edificado por la EERSA con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo con un monto aproximado a los 280 mil dólares.
La mencionada obra tiene 5 kilómetros de línea de media tensión; 7,2 km de línea de baja tensión, 144 postes de hormigón de 12 metros, 90 postes de 10 metros, 27 transformadores con potencia de 10, 15 y 25 kVA; 218 luminarias de 100 vatios, se colocaron 34 medidores para nuevos usuarios y se cambiaron 123 medidores de 110 a 220 voltios. Aquí se atendió a 157 usuarios del sistema eléctrico.
“Ha sido una de las obras trascendentales para la comunidad. Aquí antes no se contaba con el alumbrado público, igual el servicio era muy bajo, pero gracias a esta obra que se realizó estamos contentos. Cabe recalcar que había mucha delincuencia y se ha podido frenar”, mencionó Vilma Tene, beneficiaria de la obra en san José de Macají, mientras se realizó la fiscalización del proyecto culminado.

Fotografías